La importancia de construir

El debate sobre los “Balances y desafíos de la investigación en comunicación en América Latina” tuvo lugar en la Escuela de Ciencias de la Información. Abrió puertas a la reflexión sobre la emergencia de la  investigación de comunicación. También expuso los desafíos y el camino recorrido por la Asociación Latinoamericana de Comunicación para posicionarse y dar paso a las generaciones venideras.

cierre de Alaic_2Claudia Ardini inició la charla agradeciendo al congreso REDCOM, que se realizó hace dos días en la ECI. Lo definió como un espacio para el debate de nuestro campo de estudio,  lleno de encrucijadas que adoptó diversas formas, como los paneles de comunicación popular y las políticas públicas.

La invitada Delia Crovi, profesora e investigadora en Comunicación y estudios Latinoamericanos en la Universidad Autónoma de México y miembro del Sistema Nacional de Investigadores, comenzó el debate exponiendo sobre el registro histórico de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de Comunicación (ALAIC), historia de su fundación (en el año 1978 en Caracas, Venezuela) y su refundación en el año 1989 en Florianópolis, Brasil.

Crovi aportó brevemente sobre la importancia de construir y mantener medios educativos que contribuyan a los avances en materia de comunicación latinoamericana. Luego cedió la palabra a Margarida Kunsch, presidente en dos ocasiones (1987-1989; 1991-1993) de la Sociedad Brasileña de Estudios Interdisciplinarios de la Comunicación (Intercom) y de la Asociación Latinoamericana de la Comunicación Investigadores (ALAIC), quién expuso lo que fue y es su actual paso por la Asociación.

Kunsch rememoró a ALAIC desde sus inicios y las dificultades que generaba el hecho de no poder obtener el aval necesario por parte de las Universidades para obtener un espacio en el cual se pudieran mostrar los avances en materia de investigación.

Además, explicó que la Asociación se creó a partir de una preocupación por la representación sobre las investigaciones en materia de comunicación de América Latina. En este sentido, los congresos fueron un arma muy poderosa para conformar una nueva generación. Para ella, estas instancias son muy enriquecedoras y actualmente cada vez más fomentadas por los posgrados, lo cual implica un avance muy grande. Kunsch recordó también lo dificultoso que fue generar los grupos de trabajo, mecánica de participación de los congresos.

Para cerrar el debate, la investigadora expresó que es importante para ALAIC fomentar la exposición de la propia lengua, así como también lo es propiciar un lugar para debatir sobre temas que necesitan ser tratados, en el marco de las investigaciones, dentro de nuestra inmensa cultura latina.

ALAIC a lo largo de la historia se manifestó de diferentes formas para visibilizar la pluralidad en los temas que deben ser tratados. “A pesar de las dificultades, es importante mostrar a la Asociación como una comunidad científica, ya que la riqueza de la misma se basa en los espacios que la producción científica y cultural deben ocupar”, señaló. Continuando con esta idea, Margarida dijo que “es fundamenta la argumentación del conocimiento, el rescate del pensamiento crítico y la posibilidad enfrentar los desafíos que en el futuro confiabilizarán la estructura de ALAIC”. Para ella es importante perseguir esta utopía científica que consolidará el campo y ayudará a las generaciones venideras a encontrar el camino hacia la dedicación en el campo de la investigación científica.

Por Agostina Heredia Peralta